Las nuevas amenazas para el Póker Online

2394

Siempre han existido los tramposos en todos los aspectos de la vida, y el juego online no es una excepción. Los nuevos tiempos y el ascenso de los juegos de azar online han hecho que los cyberdelincuentes hayan puesto, desgraciadamente, su mirada en los casinos online y las páginas de apuestas a la hora de cometer sus ataques.

Un buen ejemplo saltó a la palestra la semana pasada, cuando un operador sueco informaba de que se había visto obligado a cancelar 14 cuentas de usuarios de su web, al tener la sospecha de que dichas cuentas no eran sino robots, es decir, sistemas de software que jugaban de forma automática y que habían ganado ya la friolera de 280.000 dólares. La información aseguraba que la investigación quedaba en manos de la policía y que, en caso de demostrarse el delito, el dinero sería devuelto a los jugadores. Al menos, en parte.

Las ventajas del uso de estos “bots” o de software de este tipo, es más que obvia: Son programas que no se cansan, que pueden jugar durante todas las horas que sean necesarias sin perder el ritmo ni la concentración y además son inmunes al “Tilt”. No importa una mala jugada o la pérdida de efectivo, no tienen emociones que les hagan jugar peor, por lo que pueden mantener el mismo nivel de juego siempre. Quizá ese fue el detalle que despertó las sospechas de responsables de la web, los increíbles beneficios que estas cuentas tenían en las mesas de Texas Hold´em.

Lamentablemente este no es el único tipo de estafa o engaño que aparece en el juego online. Conocido es también el caso de Ultimate Bet/Absolut Poker, en el que se descubrió el timo por parte de los propietarios de la página, que jugaban, ellos mismos, en lo que se conoce como modo “Dios”: Tenían la posibilidad de observar las cartas y jugadas de los demás participantes, lo que les llevó  a tener que pagar la friolera de 22,5 millones de dólares.

El problema de estos timos es la dificultad para las empresas a la hora de darse cuenta de que algo está fallando y la importancia del tiempo a la hora de descubrir dichas actividades. Suele ser más común, y útil, la investigación colectiva, en la que los usuarios son aquellos que denuncian esta posibilidad, poniendo sobre la pista a los responsables, de manera que éstos puedan poner en marcha el proceso para desbaratar el tinglado.

Lamentablemente hay ocasiones en las que es demasiado tarde, y lo peor es que, aunque se descubra la trampa, es casi imposible cazar a los culpables o llevar a cabo alguna acción más allá de la cancelación de la cuenta. Muchos de estos delincuentes actúan desde el extranjero y la posibilidad de poner entre rejas a alguien que opera en China son, como poco, improbables.

Teniendo esto en cuenta, juega un papel terriblemente importante en este negocio la calidad del sitio que elegimos para jugar. Con la regulación en España es cierto que la seguridad ha aumentado, pero aún así no debemos confiarnos. Apostar en páginas seguras (como CasinoOnlineEspana.es) que tengan los certificados correspondientes puede marcar una gran diferencia a la hora de sufrir un ataque de este tipo.

En cualquier caso, mejor estar siempre atento.